Por Soraya Rodríguez Ramos

Conoce nuestro trabajo y las iniciativas sobre salud mental que hemos impulsado desde el Parlamento Europeo y nuestra encuesta destinada a jóvenes de la Unión Europea

Una estrategia europea por la
SALUD MENTAL

No existe la verdadera salud sin salud mental

La salud mental sigue siendo una de las áreas de salud pública más desatendidas y es una prioridad relativamente baja en toda la UE, a pesar del enorme impacto en el bienestar, la cohesión social y la productividad.

Se han hecho muy pocos avances en el desarrollo de una estrategia global europea en materia de salud mental desde 2019 y la resolución sobre la estrategia de salud pública de la Unión Europea después de la COVID-19.

Efectos de la pandemia de COVID-19 en la salud mental

El COVID-19 acentuó una tendencia previa, a nivel europeo, de empeoramiento de la salud. Ya en 2018, los trastornos de salud mental afectaban a 84 millones de personas en la UE (más de un 11% de la población europea) y suponían un coste económico de hasta el 4% del PIB nacional.

La pandemia -y la posterior crisis económica- ha afectado de manera asimétrica al bienestar mental de la población, impactando más negativamente en los niños y jóvenes, las mujeres y el personal sanitario.

Nuestras prioridades estratégicas

No podemos mirar hacia otro lado ante esta realidad. Es imperativo que trabajemos en la salud mental desde las edades más tempranas y desde aquellos espacios donde están los jóvenes y los adolescentes: los colegios. Además, tenemos que luchar contra el estigma que sigue existiendo en nuestras sociedades entorno a la salud mental.

Debemos aunar esfuerzos para mejorar los servicios de salud mental nacionales, que deben ser considerados servicios esenciales como mecanismo de resiliencia.

Desde el grupo político Renew Europe, pedimos a la Comisión que elabore una estrategia europea de salud mental a largo plazo, de carácter global y respetuosa con los derechos humanos. Ésta debe garantizar una inversión adecuada en el tratamiento y la prevención de los problemas de salud mental en Europa y preveer, asimismo, políticas específicas a la población joven, las mujeres y el personal sanitario.

Además, debe asegurar que los Estados Miembros implementan la normativa necesaria en materia de salud mental, también para reducir las desigualdades entre países y establecer indicadores de referencia para Europa.

HACIA UNA ESTRATEGIA EUROPEA INTEGRAL DE SALUD MENTAL

Si quieres saber más sobre nuestra estrategia de salud mental europea
descarga aquí el documento de posicionamiento de Renew Europe

DESTACAMOS

Actividad parlamentaria

Eventos relacionados

ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN:

26 noviembre 2022

Jóvenes y salud mental

Encuesta sobre la salud mental de los jóvenes europeos

Los jóvenes experimentan cada vez más depresión, ansiedad y soledad. Por ello, desde Renew Europe, estamos impulsando una estrategia europea de salud mental para frenar el aumento de los problemas de salud mental de los jóvenes europeos. Hemos confeccionado una encuesta anónima para conocer tu opinión al respecto. ¡Participa!

Durante la pandemia, los trastornos mentales se han triplicado en los niños y adolescentes europeos. Actualmente, el 16,3% de todos los niños y niñas en Europa de 10 a 19 años tienen un trastorno mental, el equivalente a nueve millones de jóvenes. Este aumento del malestar entre los menores no está siendo atajado adecuadamente en numerosos Estados Miembros.

La manifestación más extrema de los trastornos de salud mental es el suicidio entre los jóvenes. Es desgarrador que en Europa 1.200 niños y jóvenes de entre 10 y 19 años se quiten la vida anualmente, lo que equivale a tres jóvenes cada día.

Las digitalización está afectando enormemente a nuestra salud mental, especialmente a los más jóvenes. Muchas personas han desarrollado una obsesión por obtener un mayor número de likes y por la imagen que proyectan en las redes.

Por un lado, debemos desarrollar herramientas para hacer frente a estos nuevos trastornos. Y, por otro, debemos ver la transición digital como un aliado. Invertir en plataformas digitales y en la telemedicina será muy útil, especialmente para los jóvenes, que son los que más las utilizan.