Por Soraya Rodríguez Ramos

InicioMujeresElena Larrinaga

Elena Larrinaga

Elena Larrinaga es una defensora de los Derechos Humanos y por la democratización en Cuba desde su exilio en España.

Nacida en La Habana en 1955 en el seno de una familia católica, Elena Larrinaga es activista por los Derechos Humanos y la libertad en Cuba. Hija de un directivo de una empresa nacionalizada por Fidel Castro tras la Revolución Cubana, conoció desde muy pequeña el exilio. Se vio forzada a emigrar a los cuatro años sin sus padres, sufriendo la separación con sus seres queridos. Tras vivir en Estados Unidos y varios países europeos, en la década de los 60 se trasladó a vivir a España, de donde era originaria su familia.

En 2007, fundó y fue elegida Presidenta de la Federación Española de Asociaciones Cubanas (FECU), colaborando en numerosos proyectos y acogiendo a disidentes presos de la Primavera Negra de 2003, detractores del gobierno de Fidel Castro que fueron arrestados y condenados. Elena también ha acompañado y representado, defendiendo sus derechos y reclamos en foros internacionales, a las Damas de Blanco, grupo que recibió el premio Premio Sajarov para la Libertad de Pensamiento en 2005, otorgado por el Parlamento Europeo.

En 2008, tras llegar los primeros presos de la Primavera Negra a Madrid, Elena consiguió permiso y viajó a Cuba para entrevistarse con algunos de los opositores políticos en la isla, como Laura Pollán, Oswaldo Payá y Guillermo Fariña. Sus voces empezaron a escucharse y trascender a la Comunidad Internacional gracias a la creación del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, integrado por exprisioneros de conciencia y activistas de Derechos Humanos, en Cuba o en exilio.

Licenciada en Historia Moderna por la Universidad Complutense de Madrid, Elena Larrinaga es una activista incansable que defiende la importancia de aceptar la diferencia, la pluralidad y el respeto entre iguales. 

Elena denuncia el monopolio ideológico y el adoctrinamiento en Cuba desde hace décadas, las detenciones, la impunidad. Destaca que el régimen cubano no reconoce la violencia contra las mujeres: “Cuba es el único país occidental que no tiene tipificada la violencia de género como delito. Piensa en la naturaleza del régimen, que violenta institucionalmente a las mujeres por querer una educación libre para sus hijos, tener derecho a manifestarse… es una cadena. Muchas mujeres no hablan porque temen represalias contra sus familiares”. 

Defiende que la única salida en Cuba será una transición democrática en la que el papel de las mujeres será muy importante. Desde el OCDH, ha lanzado la campaña de apadrinamiento «Ningún preso político cubano invisibilizado» para dar a conocer a los más de 600 prisioneros políticos pasarán la Navidad de 2021 en las cárceles cubanas. Entre otros, jóvenes condenados tras ser arrestados por manifestarse pacíficamente el 11J.  “Ser invisible es muy duro”, recuerda.


Hablamos con Elena Larrinaga, una #MujerAlFrente de los Derechos Humanos y por la democratización en Cuba, sobre la situación política, la represión en el país tras el 11J y la situación particular a la que se enfrentan las mujeres.

Artículo anteriorRocío Nieto
Artículo siguienteTeresa Calix

Mujeres al Frente

Mujeres al frente es un espacio de reflexión dirigido por la política y abogada española Soraya Rodríguez Ramos. Desde 2019, es diputada del Parlamento Europeo en la delegación del partido Ciudadanos. Desde su escaño de eurodiputada, desarrolla un intenso trabajo como Portavoz de Derechos Humanos del grupo Renew Europe, así como por la defensa de la igualdad y derechos de las mujeres como titular de la Comisión de Igualdad, y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, por su compromiso con el cuidado del planeta y la justicia climática.